falta traducción: en.general.general.skip_content

TU PEDIDO

Cerrar Carrito

Las emociones no son tus enemigas: parte 2

Dr. Joe Dispenza / 28 de agosto de 2020

Emotions Are Not Your Enemy: Part 2

Siempre he dicho que cuando superamos las emociones que nos atan a nuestro pasado, y podemos mirar hacia atrás a nuestro pasado desde un mayor nivel de conciencia, conciencia, energía o estado emocional, entonces podemos ver el bien intencionado en el eventos dolorosos o desafiantes de nuestras vidas. Desde este punto de vista, podemos ver desde un lugar de amor, compasión y libertad por qué ciertos eventos en nuestras vidas tuvieron que suceder de la manera en que sucedieron. En el corazón de esta comprensión está el hecho de que si no fuera por esos eventos pasados, no conoceríamos ni sentiríamos la liberación y la plenitud que existe en el generoso momento presente. Cuando nos liberamos de las emociones de nuestro pasado, ese es el momento en que podemos retirar el pasado como sabiduría. Ese es el momento en que realmente podemos comenzar a crear un nuevo futuro, y eso es empoderador.

Por lo general, la gente solo habla de su pasado y trae esos recuerdos dolorosos cuando se siente mal, porque esa emoción negativa en cierto sentido está colapsando el tiempo y devolviéndolos a la gravedad emocional de ese evento. Cuando las personas hablan continuamente o repiten su pasado, son sus emociones negativas las que las están conectando con la memoria de su pasado. Si dicen que este evento me cambió, o que soy así debido a una experiencia que me sucedió hace 10 años, desde un punto de vista biológico, lo que realmente están diciendo es que no han cambiado desde ese evento, ese momento en el tiempo. Es por eso que nuestra práctica de meditación es tan poderosa y transformadora.

Al casar una intención clara con una emoción elevada, cuanto más fuerte sea la emoción que sientes en tu meditación, más amor, gratitud, libertad, inspiración, alegría, etc. sientes, más podrás alterar tu estado interno sin ninguna señal externa. Por lo tanto, cuanto más fuerte sienta esa emoción elevada, más atención prestará a la imagen de esa intención en su mente. En este sentido, estás marcando el símbolo de tu futuro en los recovecos de tu materia gris y, en realidad, estás recordando tu futuro en el momento presente. Sigue haciéndolo suficientes veces y acondicionarás tu cuerpo para sentir emocionalmente ese futuro. ¿Por qué es esto tan importante para nuestra práctica?

Porque cuando estás conectado subconscientemente a la emoción de tu futuro y, en consecuencia, sientes que ya sucedió, ya no estás separado de ella, lo que significa que ya no la estás buscando. Ya no estás intentando, forzando, deseando, esperando, orando por ello. Como ya te sientes conectado a él, simplemente lo estás permitiendo. Y si el pensamiento es la carga eléctrica y el sentimiento es la carga magnética en el campo cuántico, y cómo piensas y cómo te sientes es tu estado de ser, entonces estás emitiendo una firma electromagnética igual a tu futuro. Estás en tu futuro, en el ahora. Entonces tiene sentido que cada vez que cambias tu estado de ser, cambias tu energía.

Cuando el cerebro y el corazón están en coherencia, crea el equivalente a una señal Wi-Fi muy potente y coherente. Esto le permite conectarse a nuevas posibilidades que ya existen en el campo unificado. Siempre y cuando esté energéticamente alineado con esa posibilidad, y si puede mantener ese estado de estar con los ojos abiertos en su día de vigilia, debería comenzar a ver retroalimentación en su vida. Ahora ya no eres víctima de tu pasado, estás creando un nuevo futuro.

Cuando el evento finalmente suceda y sienta esas emociones que generó en su cuerpo en el campo de meditaciones pasadas, cuando se sienta desconcertado, lleno de alegría, inspirado, etc., no querrá cambiar nada de su pasado porque trajo consigo a ese momento. Ese es el momento en que el pasado se vuelve significativo y con un propósito, y ahora la carga emocional del pasado disminuye porque ya no estás anclado a esos sentimientos del pasado. Y así, cuando las personas vuelven a visitar algún evento de su vida todos los días, y les hace sentir constantemente alguna emoción de su pasado, se desconectan de la energía de su futuro. Así, cuando están en la energía de su pasado, nada cambia en su vida.

Si desea crear un nuevo futuro y ser definido por ese futuro, entonces tendrá que mantener su mente en ese futuro, y tendrá que enseñarle a su cuerpo a experimentar emocionalmente ese futuro antes de que suceda. Si puede seguir refinando su visión, siga recordándola, siga pensando en ella y mantenga su atención en ella, si realmente puede sentir sus emociones, estará involucrado en el proceso de condicionamiento. La única diferencia es que ahora estás condicionando tu cuerpo para estar conectado emocionalmente subconscientemente a un nuevo futuro. Así que ese es el pensamiento y el sentimiento, el estímulo y la respuesta, la visión y la emoción que está condicionando el cuerpo hacia el futuro, en lugar del pasado.

Cuando haces tu meditación y puedes recordar tu futuro, abrázalo emocionalmente y enséñale a tu cuerpo cómo se siente, porque el cuerpo es tan objetivo que cree que el futuro te está sucediendo en el momento presente. Ahora estás produciendo una señal muy fuerte, estás dejando caer una gran piedra en el plácido lago del campo cuántico y estás enviando un mensaje al campo.

Si realmente puede abrir su corazón, porque el pensamiento envía la señal y el sentimiento atrae el evento hacia usted, cuanto más permanezca en su corazón en su día de vigilia, más no tendrá que ir a ningún lado para obtener nada. en tu vida. No tiene que establecer metas y hacer que sus comportamientos coincidan con sus intenciones porque el evento llegará a usted. La frecuencia de tu emoción elevada crea un vórtice que atrae el futuro que creaste hacia ti, y ahí es cuando ocurren las sincronicidades, las serendipias y los milagros.

Todo esto es para reiterar, las emociones no son malas. Son el producto final de experiencias pasadas. Si esas emociones familiares nos mantienen conectados con nuestro pasado, también pueden ser el combustible que nos lleve a un nuevo futuro. La clave es aprender a manejar sus emociones, porque aprender a manejar sus emociones es aprender a manejar su energía, y donde coloca su atención es donde coloca su energía. Entonces, ¿por qué no invertir su energía en un futuro nuevo y emocionante en lugar de invertir en la misma historia del pasado?

Siempre digo que cuanto más fuerte es la emoción de supervivencia o estresante que sientes hacia alguien o algo en tu vida, más le prestas atención. Y así, aprender a reducir el volumen de emociones negativas y practicar el estar en el momento presente te permite desviar tu atención de la causa del problema. Ahí es cuando comienzas a romper tu vínculo energético con tu realidad pasado-presente. Estás devolviendo la energía a ti y eso construye tu propio campo electromagnético. Ahora hay energía para sanar, crear, transformar, trascender, etc.

Así es como te alineas con un nuevo destino. Pruébalo.

 

Creemos en

posibilidad

el poder de cambiarnos a nosotros mismos

la capacidad del cuerpo para sanar

lo poco común

celebrando la vida

milagros

un amor superior

el futuro

actitud

la evidencia

entre sí

Lo nunca visto

sabiduría

nuestros hijos

sincronicidades

libertad

nuestros mayores

mente sobre materia

¿Tu crees? Unete al movimiento

* Al completar este formulario, se registra para recibir nuestros correos electrónicos y puede darse de baja en cualquier momento.