falta traducción: en.general.general.skip_content

TU PEDIDO

Cerrar Carrito

Nuevo estudio sobre LSD proporciona información sobre estados superiores de conciencia

Dr. Joe Dispenza / 30 de abril de 2016

New LSD Study Provides Insight into Higher States of Consciousness

Hay cuatro estados de conciencia de los que es consciente la ciencia contemporánea. Los dos en los que normalmente operamos son la vigilia y el sueño. La tercera área de la conciencia es el sueño, al que la mayoría de la gente no presta mucha atención, y el cuarto estado, el que menos conocemos, es el estado trascendental. Este es el estado de ánimo donde ocurren experiencias místicas o fenómenos lúcidos que trascienden el espacio y el tiempo. Objetivamente inexplicable, el estado trascendental trasciende categorías, es una experiencia que nos lleva más allá del tiempo lineal y el espacio tridimensional, nos da una idea de nosotros mismos y produce sentimientos de unidad con el universo. Durante miles de años, poetas, filósofos y místicos han intentado alcanzar o describir este estado de unidad.

Desde que Albert Hoffman descubrió por primera vez el LSD (dietilamida del ácido lisérgico) en 1938 al absorber accidentalmente una pequeña cantidad a través de la yema del dedo, se sabe que, en las condiciones adecuadas, el LSD y otros psicodélicos tienen el potencial de inducir el estado trascendental. En un nuevo e innovador estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), por primera vez en la historia, los investigadores dieron a 20 voluntarios 75 microgramos de LSD. Usando dos tipos de fMRI y una MEG, los investigadores tomaron imágenes de los cerebros de los participantes mientras estaban bajo la influencia. También hicieron preguntas a los participantes sobre su experiencia mientras tomaban el medicamento, lo que permitió a los investigadores establecer correlaciones entre los informes subjetivos de los participantes y su actividad cerebral objetiva observada.

Lo que los investigadores encontraron en las exploraciones de los cerebros de los sujetos con LSD fue una comunicación reducida entre el parahipocampo y las regiones relacionadas con el sentido del yo, como la corteza retroesplenial. Parece que no solo informaron experiencias trascendentes, sino que las regiones del cerebro asociadas con el movimiento más allá de la realidad del yo tal como lo conocemos estaban correlacionadas.

“Parece cada vez más evidente que los psicodélicos reducen la estabilidad y la integridad de las redes cerebrales bien establecidas y simultáneamente reducen el grado de separación o segregación entre ellas; es decir, inducen la desintegración y desagregación de la red ”, afirmaron los investigadores. El investigador principal Robin Carhart-Harris explicó esto como que el cerebro está menos "compartimentado" y más "unificado" bajo los psicodélicos, funcionando de una manera "más simple" o "más libre". En el artículo, él y sus coautores caracterizan este fenómeno como una actividad cerebral que se vuelve más "entrópica". Otra forma de decirlo es que los participantes pasaron al estado cerebral completo.

En su conclusión, lo que finalmente reveló el estudio fue la especulación de que la desintegración de las fronteras de los compartimentos cerebrales individuales y la alteración de la rigidez de las redes neuronales individuales que se han "atrincherado en la patología" podrían utilizarse en tratamientos terapéuticos para trastornos tales como depresión y trastorno de estrés postraumático. Será necesario realizar más investigaciones para investigar la eficacia del LSD.

 

Meditación y todo el estado cerebral.

Uno de los objetivos de nuestro trabajo es crear un estado cerebral completo. Las últimas investigaciones científicas han demostrado que se produce una compartimentación de todo el estado cerebral cuando vivimos de las hormonas del estrés durante períodos prolongados de tiempo, lo que hace que nuestros cuerpos se vuelvan adictos al cóctel de sustancias químicas que crea el estrés. También muestra que cuanto más se desplaza nuestra atención de nuestros problemas de relación, a nuestro problema con el coche, a nuestro dolor de espalda, a nuestro trabajo y jefe, ese tipo de cambio de atención es lo que causa incoherencia y desintegración en el cerebro. La experiencia de cada una de estas personas, cosas, objetos o lugares tiene asignada una red neurológica —porque todas las experiencias repetidas quedan registradas en el cerebro— y el cambio de atención sigue activando la red. Esto hace que el cerebro comience a compartimentarse y segmentarse, como una casa dividida contra sí misma o una habitación llena de personas que compiten para comunicarse al mismo tiempo.

Abrir nuestro enfoque durante la meditación y sentir el espacio, la energía y ninguna "cosa", en lugar de reducir nuestro enfoque en las cosas materiales, los objetos y la materia, hace que estos compartimentos dispares del cerebro comiencen a unificarse. ¿Por qué? Porque cuando nos enfocamos en nada material, no estamos analizando ni pensando en nada, y si no estamos pensando en nada, estamos acallando el neocórtex donde existen esas redes neuronales.

Cuando ya no cambiamos nuestra atención de una cosa a otra, ya no activamos esas redes individuales. Esto permite que los diferentes compartimentos del cerebro comiencen a sincronizarse porque nuestra atención no está en objetos, partículas y cosas, sino en el espacio, la energía y la nada.

Ese tipo de apertura comienza a unificar el cerebro, y cuando somos capaces de mantener esto durante períodos de tiempo prolongados, el hemisferio derecho comienza a comunicarse con el hemisferio izquierdo y la parte frontal del cerebro comienza a comunicarse con la parte posterior del cerebro. Cuando ocurre este tipo de unión psíquica de polaridad entre las dos mitades del cerebro, es cuando tenemos una sensación de plenitud, amor y conexión, y pasamos de ser egoístas a desinteresados. En las exploraciones de los participantes con LSD, se iluminó todo su cerebro. LSD_BlogEn esta unificación del cerebro, son capaces de procesar una mayor corriente de conciencia y así trascender cualquier cosa que parezca familiar o conocida en este espacio y tiempo.

 

Serotonina y trascendencia

Se ha descubierto que la presencia de un receptor que regula la actividad de la serotonina en el cerebro se correlaciona con la capacidad de trascendencia de las personas. Los medicamentos que se sabe que alteran la serotonina, como el LSD, que encajan en los mismos receptores que la serotonina, también inducen experiencias místicas. Si este neurotransmisor se libera en grandes cantidades en el cuerpo, parece que un individuo puede alcanzar un estado superior de conciencia y sentir inmensos sentimientos de alegría y felicidad mientras se siente conectado a un amplio campo de información.

¿No es posible entonces que podamos fabricar nuestros propios productos químicos que encajen en esos mismos sitios receptores? Después de todo, en nuestros talleres hemos medido más de 4000 cerebros de nuestros estudiantes y hemos visto a muchos de ellos alcanzar estados cerebrales completos durante la meditación. Cuando lo hacen, nuestros estudiantes han informado y experimentado eventos místicos que trascienden cualquier espacio y tiempo familiar. En estas experiencias, nuestros estudiantes han informado que han recibido una visión más elevada sobre sí mismos y la naturaleza de la realidad, e informan que su experiencia interior es cientos de veces más real que cualquier experiencia externa pasada. Con estos casos particulares, fuimos testigos de mediciones de escaneo cerebral que provocaron patrones objetivos significativos mientras tenían esas experiencias subjetivas, que imitaban los escaneos de los voluntarios de LSD.

Hay muchas correlaciones entre el estudio del LSD y lo que nos esforzamos por hacer en nuestro trabajo para ir más allá del espacio y el tiempo al crear un estado cerebral completo. Sabemos que la pineal libera ciertos metabolitos de neurotransmisores como la serotonina y la melatonina, sin embargo, llevan un mensaje diferente, muy similar al LSD y otras drogas psicotrópicas. Trabajamos para inducir intencionalmente estos estados mediante la activación de esta glándula alquímica, y cuando lo hacemos, muchos estudiantes informan sobre eventos místicos y trascendentes similares. Si bien el LSD se puede usar con fines medicinales para probar la experiencia trascendente, demasiado puede hacer que una persona dependa de él y, en lugar de abrazar la realidad, lo usa para escapar de ella. Sí, puede abrir las puertas de la revelación, y esto es importante para la experiencia humana, sin embargo, ciertos parámetros de supervisión son absolutamente necesarios.

Pero en lugar de depender de una sustancia exógena, es decir, fuera de nosotros mismos (en este caso el LSD), nuestra comunidad de estudiantes está trabajando con un proceso endógeno, creando estas sustancias dentro de nosotros. Nuestro objetivo es poder reproducir este efecto por nuestra cuenta a través de la intención y formas específicas de mediación (y la disciplina a través de la meditación), y cuando nos movemos continuamente hacia este estado, las puertas de la dimensión pueden abrirse para nosotros. Cuando esto suceda, es posible que nunca volvamos a la normalidad.

Foto: luciajoy.com

Creemos en

posibilidad

el poder de cambiarnos a nosotros mismos

la capacidad del cuerpo para sanar

lo poco común

celebrando la vida

milagros

un amor superior

el futuro

actitud

la evidencia

entre sí

Lo nunca visto

sabiduría

nuestros hijos

sincronicidades

libertad

nuestros mayores

mente sobre materia

¿Tu crees? Unete al movimiento

* Al completar este formulario, se registra para recibir nuestros correos electrónicos y puede darse de baja en cualquier momento.