falta traducción: en.general.general.skip_content

TU PEDIDO

Cerrar Carrito

UCSD: Estudio de investigación molecular y bioquímica - Actualización

Joseph Dispenza / 30 de julio de 2021

UCSD: Molecular & Biochemical Research Study...Update

Hace más de un año, Dr. Joe se asoció con la Universidad de California, San Diego (UCSD), para medir una serie de marcadores biológicos a fin de determinar si la meditación da como resultado una firma biológica para captar cómo la mente afecta el cuerpo en meditadores novicios y experimentados en nuestra comunidad. El estudio inicial se llevó a cabo en febrero de 2020 en Indian Wells, California, al que pronto siguió una pandemia mundial y la disminución de las actividades de rutina, incluida la investigación. El equipo de UCSD giró rápidamente de rumbo y comenzó a estudiar el impacto de la meditación en la infección por SARS-CoV-2, y más tarde continuó con el plan original de definir una firma biológica. 

El SARS-CoV-2 tomó al mundo por sorpresa y provocó varios trastornos en la normalidad de la vida. Cierta evidencia en la literatura científica, así como en la investigación previa del Dr. Joe, sugiere que la meditación podría conducir a una mejora del sistema inmunológico y potencialmente ayudar a combatir infecciones. Decidido a probar esto, el grupo de UCSD creó un pseudovirus que se comportaba como el SARS-CoV-2. El pseudovirus contenía exactamente la misma proteína de pico del virus del SARS, pero estaba empaquetado en una forma no tóxica, con un sistema de expresión para un marcador de proteína rojo. Este pseudovirus tenía dos propósitos principales: 1) dado que no contenía los elementos tóxicos del virus original (solo tenía la proteína de pico), podría usarse en un laboratorio de rutina, sin la necesidad de una instalación de contención de alto nivel de bioseguridad que es difícil de encontrar, para rastrear la infectividad del virus, y 2) podría rastrearse fácilmente, porque si el virus entra en la célula, esta se vuelve roja. El grupo realizó estudios llamados experimentos de "transferencia adoptiva" en los que tomaron células pulmonares cultivadas y las incubaron con plasma de los meditadores antes y después de un retiro de meditación de una semana. La idea era que la experiencia meditativa conduciría a un cambio en el entorno sanguíneo que alteraría la forma en que normalmente se comporta el virus. Nuestro interés era exponer las células a un entorno sanguíneo que nunca había experimentado la meditación, en este caso, las células cultivadas. Se obtuvo un resultado asombroso cuando el plasma de los meditadores después de un taller de una semana resultó en una disminución significativa de la entrada del virus en las células pulmonares. Por alguna razón, el pseudovirus queda atrapado en la superficie de la célula y no puede ingresar. El grupo luego demostró que calentar el plasma altera este efecto, lo que sugiere que el factor que conduce a esta protección es probablemente una proteína. Posteriormente, el grupo extrajo las proteínas que se unen a este complejo y actualmente están validando un objetivo que creen que puede ser el factor crítico inducido por la meditación que conduce a limitar la entrada viral. Los resultados son muy prometedores. Ampliaremos esto en futuras actualizaciones.

Cuando se reabrieron los laboratorios, el grupo de UCSD se puso a trabajar en el objetivo inicial de definir una firma biológica para la meditación. Estudiaron casi 3000 metabolitos y más de 600 proteínas en el plasma sanguíneo de meditadores que participaron en un retiro avanzado de una semana. Pudieron demostrar que el cambio más drástico en muchos de esos marcadores biológicos ocurrió cuando compararon la sangre de los meditadores novicios antes de que comenzara el evento de una semana (pre) y después de que el evento terminara (post). La evidencia demuestra que los meditadores novicios autorregulaban sus mentes y corazones de manera significativa.

Es importante destacar que los datos también muestran que la firma biológica de los meditadores novicios se parece más a la de los meditadores experimentados después del retiro de una semana, lo que sugiere que los aspectos beneficiosos de la meditación pueden inducirse con bastante rapidez en los individuos. Sin embargo, el efecto más sorprendente que encontramos fue cuando organizamos los datos de forma que los pudiéramos ver fácilmente. Cuando organizamos todos estos cambios y vimos los efectos justo antes y después de la meditación, observamos que las muestras se agrupaban según el efecto.

Vimos que la mayoría de los cambios posteriores a la meditación se agrupaban con una correlación significativa. Esto sugirió que la experiencia de la meditación creó un efecto biológico. Esto es significativo, ya que observamos una mezcla de hombres y mujeres, personas de diversas edades y de diversas etnias. Incluso dadas estas marcadas diferencias físicas, después de la meditación, el entorno sanguíneo de estos individuos parece similar. Esto no sucede por casualidad. Cambios como estos tienen implicaciones significativas para el poder de la meditación, las nociones de coherencia y la sincronía de energía entre los individuos. El grupo de investigación está muy interesado en comprender estas ideas y actualmente está diseñando experimentos únicos para examinar estas interesantes observaciones e hipótesis a fin de definir mejor la experiencia meditativa.

Creemos en

posibilidad

el poder de cambiarnos a nosotros mismos

la capacidad del cuerpo para sanar

lo poco común

celebrando la vida

milagros

un amor superior

el futuro

actitud

la evidencia

entre sí

Lo nunca visto

sabiduría

nuestros hijos

sincronicidades

libertad

nuestros mayores

mente sobre materia

¿Tu crees? Unete al movimiento

* Al completar este formulario, se registra para recibir nuestros correos electrónicos y puede darse de baja en cualquier momento.